jueves, 11 de febrero de 2010

APARECE UN TOHINU (DELFÍN) MUERTO EN LOS ACANTILADOS DE AJO

Este martes, según mis fuentes, un vecino de Ajo encontro un tohino (delfín) muerto entre unas rocas a la altura del chalet llamado "el panteón", casí inmediatamente dió aviso a la Guardia Civil que se presentó en el lugar.
Hasta el momento no parece que nadie ha tomado cartas en el asunto y el delfín en la tarde de hoy aún sigue en el lugar donde fué encontrado.







Los cetáceos, es decir, los mamíferos marinos mejor adaptados a la vida acuática, han sido motivo de preocupación durante décadas. Su baja tasa reproductiva, su longevidad y su vulnerabilidad a agresiones antrópicas han hecho que muchos de estos animales estuvieran en los primeros listados de especies marinas en peligro. Considero conveniente que nuestros niños en edad escolar pudieran verlo y que todos pudieramos saber cuales son las causas de su muerte, sería, en mi opinión, una actividad muy educativa que concienciaría mejor a los niños del entorno que nos rodea.


En el mar Cantábrico suelen encontrarse 3 especies de delfines: los delfines comunes, los delfines listados y los delfines mulares. Con un tamaño entre 1,5 y 4 metros de longitud, los delfines son animales muy confiados que suelen acercarse a los barcos dando grandes saltos y surfeando las olas en la proa de los mismos y con frecuencia dan grandes y llamativos saltos y acrobacias. Además, las aguas cantábricas son surcadas por calderones durante todas las épocas del año. Según parece, migran tras los bancos de calamares. El zifio común, uno de los más extendidos y abundantes, se encuentra también en el Cantábrico con sus casi 7 metros de longitud y sus 3 toneladas de peso.

Casi 27 metros de longitud y 50 toneladas de peso. Es el rorcual común, el segundo animal más grande del mundo y se puede encontrar en las costas cántabras. Y es que el Cantábrico que baña nuestro litoral es un buen lugar para los grandes cetáceos rorcuales, ballenas, cachalotes, delfines o zifios eligen nuestra mar para alimentarse.













Para no solo llenar este articulo de un cetáceo desgraciadamente muerto, he puesto unas fotos de la playa de Cuberris y aledaños.





Saludos Ñeros.