lunes, 15 de febrero de 2010

TODO VA CAMBIANDO

En el ayuntamiento de Bareyo se ha estado gobernando desde que pudimos volver a votar para elegir concejales de la forma que se gobernaban antes gran parte de los municipios rurales de Cantabria.
Cuantas veces habréis oído esa frase que dice "No se vota al partido, se vota al alcalde", y es verdad, la intención de bastantes personas era esa, tener un alcalde que dejase hacer. Que querías hacer un chamizo para meter el coche, adelante, que querías hacer una casa para el hijo, adelante, que querías abrir una ventana, adelante, y a parte se iban arreglando caminos y poniendo farolas, y cosas así. Luego llegó la construcción, la gente veía como en pueblos cercanos, Noja por ejemplo, se llegaron a pagar millonadas por muchos praos, entonces lo que se pedía al alcalde era que tu prao fuese urbano, y aquí ya no se pudo decir a todo que sí.
Lo primero era más bien un beneficio para los vecinos, no era del todo legal pero tampoco se hacía demasiado mal, o ningún mal. Lo siguiente, ojo con lo siguiente, hablamos de dinero, ya es la cosa que si tu ganas por mí, yo también quiero ganar. Como no había mucho control pues empezaron a controlar el cotarro unos pocos, y los demás pues ya se sabe, unos con envidia sana o enferma, otros pasando del tema, otros ni enterarse, otros no quieren enterarse, etc
Pero la cosa ha ido controlándose poco a poco, ya no se construye donde uno quiere, ya no se urbaniza donde dice el alcalde, y ya se va dando uno cuenta que el alcalde que antes podía valer, ya no nos vale.
Se cambia de alcalde y pasa lo mismo pero más sofiscicado. Se hacen cosas difícil de demostrar que sea ilegales, pero muy legales tampoco lo son. La verdad es que en tiempos de crisis para una empresa tener un ayuntamiento como cliente hace más llevadera la crisis. ¿Y como se consigue eso? Colocando gente afín a tu empresa en los ayuntamientos.
Me imagino a un empresario donando dinero para su campaña electoral a todos los partidos que en un ayuntamiento tienen posibilidades de gobernar. ¿Para que? Para que luego ese ayuntamiento sea tu cliente devolviéndole el favor. Ufff se me revuelven las tripas.
Bueno se me revuelven con más cosas y me aguanto, pero esta me hace vomitar lo que ustedes leen.
TODO VA CAMBIANDO, espero que a mejor.
¿Para cuando un alcalde libre?
No se muerdan los labios ni se enfaden, sonrían que solo es mi opinión ®
Saludos Ñeros