lunes, 21 de febrero de 2011

EL PUEBLO LIBIO CONTRA GADAFI


Muamar el Gadafi, el líder de Libia desde hace 42 años, no ha querido ir mucho tiempo a contracorriente de la opinión pública árabe ¿o sí?, nunca se sabe. Gadafi se defiende como sea cambiando de opinión para su beneficio. Tan solo 10 días después de declararse "apenado" por el derrocamiento del presidente de Tunez Zine el Abidine Ben Ali rectificó diciendo: "Estoy con el pueblo tunecino", justo antes de anunciar un plan social para Libia.

Gadafi es visto en Túnez como la mayor amenaza exterior para su joven revolución, aunque en público diga frases como estas: "Si el pueblo ha desencadenado una revolución, debe gobernarse él mismo", "Solo puedo apoyar esa orientación si conduce hacia el poder de las masas", añadió, y "No se puede ir contra la voluntad del pueblo tunecino".

Al día siguiente de la caída del régimen de Ben Ali en Tunez Gadafi pronunció un discurso en la televisión libia en el que se lamentó ante los tunecinos: "Habéis sufrido una gran pérdida. No había nadie mejor que Ben Ali para gobernar Túnez". Justo cuando Gadafi pronunció esas palabras concluían en Libia, sobre todo en la ciudad de Bengazi, las protestas de miles de ciudadanos que reivindicaban viviendas, según informó el diario Oea, vinculado a Seif el Islam, el hijo de Gadafi.

Ahora este camaleónico gobernante de Libia, aplasta con violencia las manifestaciones pacíficas de su pueblo. Más de 200 muertos avalan sus ganas de mantenerse en el poder y de no respetar la voluntad del pueblo libio, como el pidió para el pueblo tunecino.

Todo esto lo pongo mientras me llegan las noticias de que la aviación libia a bombardeado barrios de la capital Tripoli, mientras Al Jazeera informa que hay muertos tirados por las calles, mientras dicen que los muertos solo de hoy pueden superar el centenar, mientras que dos cazas libios han aterrizado en Malta supuestamente huyendo de la locura de Gadafi, todo mientras el hijo de Gadafi afirma que lucharán "hasta la última gota de sangre" , ¿De quien será la sangre? y habla del peligro de "una guerra civil", todo mientras el barril de petroleo sube y a todos nos afecta, aunque algunos me reprochen que hable de estas cosas en un diario de origenes locales.

El caso es que Gaddafi usó mano dura para alejar la amenaza que los islamistas supusieron a su liderazgo durante la pasada década. Lo que seguramente nunca imaginó es que al final sería un movimiento de civiles desarmados el que agitaría su famosa jaima.

Saludos Ñeros

(En la foto se puede ver a Ben Alí, ex de Tunez, con Muamar el Gadafi, ¿ex de Líbia?)