martes, 15 de abril de 2014

DIARIO DE UN EMIGRANTE TEMPORAL (DÍA 10)


Está claro que Alemania no es mi país, pero mi lugar de origen acabará pareciéndose si queremos hacer muchas cosas mejor.

Un ejemplo puede ser el sistema de reciclaje de embases que está instaurado en Alemania en todos los ámbitos. Llegas con tus envases de plástico o vidrio a un super, los vas metiendo en una máquina destinada al efecto, cuando acabas das a un botón, y la máquina te emite un cheque que puedes utilizar en el super descontándolo de tu compra.

Como ejemplo os pongo que por un botellín de cerveza (vidrio) de lo que en Cantabria siempre hemos llamado una media (un tercio) me han abonado 8 céntimos, o en mi empresa las máquinas de reciclar te abonan 15 céntimos por las botellas de medio litro de Coca Cola. ¿No creéis que así reciclaríamos más y mejor?

¿No estáis cansados de encontraros montañas de basura sin seleccionar a la salida de vuestra casa o portal?

Hay que ir avanzando.

Saludos Ñeros.