lunes, 14 de abril de 2014

DIARIO DE UN EMIGRANTE TEMPORAL (DÍA 9)


Nuevo hotel más cerca del trabajo y nueva adaptación a un nuevo lugar. Tratar de adaptarme cuanto antes a los cambios es una de mis actitudes, así que no tengo mayor problema. Cuando algo no funciona cambialo, aunque para una persona rural como yo, el pueblo donde estaba antes, Sarstedt, no tenía nada de malo. Hay una cervecería se seguro recordaré por su antigua cocina de leña como decoración.

Después de unos días con cara de tonto cada vez que te hablan y no entiendes, ya va uno captando algunas cosas, incluso puede empezar a permitirse oir, que no contar, algún chiste en alemán.

Os dejo con un chiste en alemán que para aquellos que no sepan alemán intentaré explicarlo lo mejor que posible para que también os riais:

"Mäuse trinken keinen Alkohol, sie haben Angst vor dem Kater"

Para aquellos que no saben alemán: Kater significa gato y también significa resaca, por lo que el chiste sería este:

Los ratones no beben alcohol por miedo a la “resaca/gato”

 Guten tag ñeros