lunes, 21 de abril de 2014

DIARIO DE UN EMIGRANTE TEMPORAL (DÍA 15)

Vista desde el norte de los Pirineos Navarros.

Hoy es mi último día de mi regreso temporal. No solo son las últimas horas junto a mi familia, también han servido, durante un rato, para ponerme en la situación de quien pierde a una persona querida estando lejos.

Hoy, en el entierro de la madre de un compañero emigrante temporal como yo, he pensado mucho en la multitud de emigrantes que estando lejos han perdido a sus seres queridos sin poderse despedir o simplemente no pudieron estar en sus últimas horas por no haberse enterado, no poderse enterar, o no tener medios para volver. He pensado en aquellos emigrantes que regresaron a su tierra después de un tiempo fuera y encontraron su casa vacía, o sus seres querido fallecidos. He pensado como es recibir la noticia de tu hermano, de tu madre o de tu padre. He pensado en como puede uno pensar que debería haber estado ahí, haber llamado, escrito o preguntado. He pensado en lo solo que puede sentirse un emigrante cuando está lejos de sus seres queridos.

Lo que más deseo es que estas cosas no ocurran, y como se que es imposible que dejen de ocurrir deseo que a quienes les suceda lo superen lo mejor posible.

Saludos Ñeros.