sábado, 19 de abril de 2014

DIARIO DE UN EMIGRANTE TEMPORAL (DÍA 14)


Lo cierto es que emigrar a cualquier sitio con más oportunidades o más avanzado está muy bien, es enriquecedor en lo personal. También podemos decir que las sensaciones afectivas con tus personas queridas cambian haciéndose en muchos casos más intensas. Por lo cual yo puedo afirmar, que en mi caso, el convertirme en parte activa de la emigración, auque sea solo temporal, ha sido, y está siendo, positivo en ciertos aspectos importantes.

Por otro lado podemos sacar los aspectos negativos por comparación del fenómeno de la emigración. Solo comparando puedes saber a que nivel estamos.

El regreso de un emigrante a su origen, o simplemente su regreso temporal o de vacaciones, aporta la comparación. Esto se hace así allí, esto es así allá, lo otro vale allá tanto o lo de más allá lo tienen asá son comentarios normales de cualquier persona que ha conocido más sitios que el propio.

En mi caso, un regreso temporal es como un golpe de realidad. Viene a mi memoria entonces las escenas de la película "1 franco 14 pesetas"* cuando aquél niño, hijo de emigrantes españoles, criado en la ordenada y limpia Suiza regresa a un sucio y desordenado barrio de la España de los 70. Ese niño captó desde un primer momento la notables carencias de sus orígenes.

No podemos quedarnos en nuestro atraso comparativo regodeándonos en nuestro propio ego.

No somos los mejores.

Saludos Ñeros

(*) Casualidades del día 14 con 14 pesetas.