miércoles, 22 de octubre de 2014

VACACIONEANDO : DÍA 8 DE TODO SE PUEDE CANSAR UNO

De todo puede cansarse uno. No es cierto dirían casi tod@s, yo de esto o de esto otro nunca me cansaría. Y yo creo que de todo puede cansarse uno, aunque algo puede cansarte mucho o poco, haciendose más o menos soportable, incluso acostumbarse a algo molesto en la medida necesaria para cogerlo gusto.

Nadie puede afirmar lo rico que está el pan duro si nunca lo ha comido.

Y es que cuando uno está vacacioneando a pleno sol con 35º el día de 33º nublado es una bendición. Comienza uno a sentir la frescura de los 33º. ¿Acabarías cansandote? Pues si, pero es soportable.

El caso es que menos acabará cansado uno de alguna cosa cuanto menos cosas tiene, y mucho menos cuanto menos cosas desee.

Entiendo el vacacioneo como lo contrario del trabajo. En el vacacioneo tienes tiempo y en el trabajo te pagan por tu tiempo. Por mucho, mucho, mucho dinero que te pagen por el trabajo que realices, o por mucho, mucho mucho dinero que consigas trabajando, nunca, nunca, nunca compensará lo que pierdes haciendolo, no hay trabajo bien pagado porque el tiempo que gastas haciendolo nunca vuelve.

¿Pensamiento de un vago empedernido? Piensen lo que quieran, pero yo pienso que es el pensamiento de una persona que tiene su trabajo como un medio y no como un fin.

Saludos ñeros.