jueves, 11 de febrero de 2016

LA VERDAD DE SAN VALENTÍN, LUPERCALIA


Mil millones de tarjetas son intercambiadas en el día de San Valentín, pero... ¿¡¿realmente sabemos que fue?!? para saberlo tendremos que adentrarnos en la antigua costumbre pagana que la cristianidad ha tratado de ocultar hasta el día de hoy, dejando secuelas de su imposición, el día de San Valentín es en realidad la víspera de Lupercalia, el festival romano y pagano de la fertilidad.
El día de San Valentín y sus tradiciones se originaron a raíz de dos fiestas romanas separadas: Lupercalia y el día de "la fiesta de Juno Februata".
El 14 de febrero fue el día especial reservado para las loterías de amor en la Roma pagana. Un día de fiesta dedicado a Juno, la reina de los Dioses, y patrona del matrimonio.
 
La antigua celebración romana de Lupercalia se celebró en honor del Dios Lupercus, el gran cazador deificado de Roma. Esta celebración también incluyó el culto de la Diosa de la fertilidad, Venus. En la mitología romana esta Diosa de la fertilidad y la inmortalidad sexual, tuvo un hijo llamado Cupido. Por el enorme parecido en cuestión de atribución divina a ella, le fue dado el poder de hacercomenzar y cesar el amor. Esta celebración se llevó a cabo desde el 14 hasta el 15 de febrero. Algunos de los eventos de esta fiesta pagana incluía la selección de la pareja por casualidad; en el que las adolescentes ponían sus nombres en una urna, para hacer un sorteo. La chica cuyo nombre había sido designado, se convertía en la compañera sexual de ese hombre, por periodo de un año ¿¡¿y un día?!? queda por confirmar que sea a mayores dicho día); a partir de marzo durante los ritos de fertilidad del equinoccio de primavera.
 
La iglesia sustituyó diversos Dioses relacionados con el amor y sentimientos que rodean al mismo (Juno Februata, Eros, Cupido*, Kama, Príapo) por San Valentín (un cristiano imaginario). Una serie de biografías contradictorias se crearon para su representación humana. Una fuente afirma que hubo hasta siete personajes descritos como el único y verdadero San Valentín para cada caso