lunes, 22 de febrero de 2010

SABIA USTED QUE....


En 1907 el cabo de Ajo fue seleccionado por el gobierno de Isabel II para instalar uno los principales faros de su Plan de Alumbrado marítimo y se proyectó hacer un faro similar al faro de Cabo Mayor (Santander). Estaba prevista la construcción de una torre de 18 metros de altura, junto con una vivienda rectangular de dos plantas en la que podían vivir hasta 6 fareros, y una sala de máquinas independiente. Sin embargo, cuando en 1914 se electrifica el faro de Cabo Mayor, dada su mayor potencia, se cancela el proyecto por considerar que ya no es necesario. Desde el Ayuntamiento de Bareyo se insistió en la idoneidad de construir un faro en el cabo y tras tres naufragios ocurridos en la zona se aprueba de nuevo el proyecto del faro en 1921, comenzando a construirse en 1928.

Según mis informaciones en la construción del faro intervinieron gentes de Ajo, así como canteros venidos de otras localidades, algunos de ellos arraigaron aquí y aquí hay descendientes suyos.

La base se construyó con hormigón hecho a mano y las piedras fueron traídas desde Carranza para su construción. Se traían en camión hasta el pueblo de Ajo, y hasta el cabo se llevaban en carretas de bueyes, ya que la carretera hasta el cabo fue construida posteriormente.

Contaba un participante en la construcción que cada escalón y cada pieza de la columna que los aguantaba estaban labradas de una misma pieza de piedra y puestas en espiral para salvar la altura de la torre.

Su construcción se terminó en 1930 y en 1932 se hizo la carretera hasta él.

En 1980 el ingeniero Fernando Rodríguez Pérez proyecta una nueva torre circular, realizada en hormigón.